Domund 2017. Se Valiente.

“Siempre damos gracias a Dios por todos vosotros y os tenemos presentes en nuestras oraciones. Ante Dios, nuestro Padre, recordarnos sin cesar la actividad de vuestra fe, el esfuerzo de vuestro amor y el aguante de vuestra esperanza en Jesucristo, nuestro Señor.” (Tes.1, 2-3)

San Pablo agradece a los primeros cristianos de Tesalónica su fe, su esperanza y su amor cristiano, en medio de las grandes dificultades en las que vivían. Si cada uno, como los primeros cristianos, tenemos una fe activa, un amor esforzado y una esperanza firme, siguiendo el ejemplo de Cristo, seremos fermento de Evangelio en nuestro mundo

Celebramos este domingo  la Jornada Mundial de las Misiones, el DOMUND. Esta Jornada viene celebrándose desde 1926 y tiene como finalidad, en palabras del Papa Francisco   “animar y profundizar la conciencia misionera de cada bautizado y de cada comunidad, ya sea llamando a la necesidad de una formación misionera más profunda de todo el Pueblo de Dios, ya sea alimentando la sensibilidad de las comunidades cristianas a ofrecer su ayuda para favorecer la difusión del Evangelio en el mundo.”

En el Pregón para este Domund 2017 podeos escuchar:

“Los misioneros. Son esos seres elegidos para soportar las dificultades. Bravos y obedientes hijos dotados de paciencia y fortaleza. Benevolentes con las debilidades. Ejemplos de resistencia moral. Muestran diariamente cómo la compasión activa está en las entrañas de su misión y va más allá de la solidaridad… Héroes anónimos, que en sus viajes al infierno acaban por alcanzar el cielo al juntar con ternura sus manos a otras manos… En estos casi cien años de celebración del Domund, la labor hecha por los misioneros está rodeada de silencio, y aun así no falta la alegría en su misión, a pesar de que puedan tener el pecho descarnado por muchas ausencias, o porque hayan tenido fisuras en su integridad o propósitos a causa de sus dudas, que no son otra cosa que la consecuencia inherente a la honestidad. Si preguntáramos a cada uno de ellos por su labor, seguro que nos dirían que todo lo que hacen o han hecho merece la pena….  La belleza que provocan los pequeños gestos humanitarios regenera el mundo, y el amor lo salva.”

Hoy damos gracias por tantos misioneros que entregan su vida en el anuncio del Evangelio, algunos fuera de sus países, pero también aquellos que se entregan a la misión desde lugares más cercanos. Todos estamos llamados, con nuestros gestos, palabras, actitudes a ser mensajeros de la buena noticia del evangelio, ser testigos de fraternidad y misericordia. Porque la misión está en el corazón de la fe cristiana.  Vive la Hospitalidad.

Se Valiente, la misión te espera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s