Sacia Nuestra Sed

En este domingo vemos como la samaritana descubre su misión en proceso de diálogo, difícil pero sincero, con Jesús. Se acercó desafiante y salió entusiasmada. El cántaro vacío, junto a un pozo a una fuente que mana continuamente, este es el camino de nuestra vocación, El sacia nuestra sed, llena nuestra vida de un agua que da Vida. En este evangelio descubrimos que Jesús Ama; no atrapa; lleva a la persona a su verdad, a su intimidad, a su propia responsabilidad. Él pone en camino hacia la Verdad. Y ello afecta al sentido de nuestra vida, a nuestra vocación, a esa llamada que desde lo más profundo nos está afectando. Porque todas somos sedientas de vida. Sentimos necesidad de amor, sentimos necesidad de felicidad, sentimos necesidad de hondura. Como la Samaritana sentimos que lo fundamental es creer en Él y seguir sus pasos. Sacia señor nuestra sed, y ayúdanos a salir como la samaritana a ser noticia de tu amor. Que podamos ser una ayuda para que cada persona descubra y oriente su vocación, que podamos enseñar con nuestras vidas a ser fieles a unos mismo y señalar la única fuente que puede saciar toda sed.  JESÚS.

Dame de beber.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s