¡FELIZ NAVIDAD!

nacimiento-jesusContemplad al Niño Jesús en el pesebre y su dulce mirada, su pobreza y su silencio hablará mucho a vuestro corazón si con voluntad sencilla vais a verle y contemplarle. (San Benito Menni)

Día 24 de Diciembre… el ajetreo de la fiesta, los reencuentros, las felicitaciones, los preparativos, es Nochebuena y hay mucho que hacer, pero… ¡Para! Solo un momento… ¿Qué es lo importante?

La Navidad sólo tiene sentido desde Jesús.

jesus-unica-razon-de-la-navidad

No me resisto a compartir con vosotr@s unas palabras y un desafío de nuestra superiora General, Anabela Carneiro, al felicitarnos este año la Navidad. Nos dice así:

“”Queridas hermanas, esta es hoy la invitación que hago a todas nosotras: que seamos capaces de inclinarnos hacia nuestras hermanas y nuestros hermanos, para amarles con total gratuidad y servirles incondicionalmente, traduciendo en acciones concretas y dinámicas, la misericordia que existía desde el principio, que hemos oído, que hemos visto, que hemos contemplado y que hemos tocado con nuestras manos.

La misericordia, que contemplamos en el Niño de Belén y experimentamos en ese “inclinarse de Dios hacia cada uno de nosotros”, es un dinamismo que crece continuamente y transforma la vida, es una nueva creación que obra un corazón nuevo, capaz de amar en plenitud y purifica los ojos para que seamos capaces de ver las necesidades más ocultas…

Os desafío a que, cada una de nosotras, en este nuevo año, nos propongamos concretar de forma especial “una obra de misericordia”. Que respondan a tantas nuevas necesidades que piden nuestro compromiso en favor de tantas personas que sufren en nuestro mundo.

Podemos dar de comer al hambriento, pero también podemos escuchar a quien no tiene a nadie que lo haga; podemos dar de beber al sediento, pero también podemos ofrecer espacios para saciar otras sedes; podemos corregir a los que yerran, pero también ser capaces de regalar una palabra positiva; podemos visitar a los que están en la cárcel, pero también a quienes, dentro de nuestras residencias o centros, no tienen nunca una visita; podemos dar buen consejo, pero también abrirnos a la opinión de los demás, conscientes de que todos tienen algo para dar; podemos… “”

Sí Podemos hacer muchas cosas para manifestar la Misericordia de Dios en el mundo, es un gran desafío y proyecto para nuestro futuro. Pero hoy podemos abrir el corazón, los ojos y oídos, creo que no es día de muchas palabras, seguramente baste con contemplar al niño,  no al de escayola de nuestros belenes, sino al que va a nacer y quiere hacerlo dentro de nosotros, al que está presente en los hermanos, en la sociedad. Después de Navidad, cada rostro humano nos debe hablar de Dios, nosotras sabemos que este niño, es el futuro, la promesa, la alegría, la luz y que el Niño-Dios es la vida.

Las hermanas que formamos el equipo de Pastoral Juvenil Vocacional y a nuestro lado cada hermana Hospitalaria, queremos desear una muy FELIZ NAVIDAD. Que el Niño Dios nazca en vuestro corazón lleno de vida y alegría, y sepamos llevarlo a todos los lugares de la tierra.

VIVAMOS LA HOSPITALIDAD ACOGIENDO AL NIÑO

navida-blog-f

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s