Jueves Santo: amor entregado hasta el extremo

Hoy es Jueves Santo, día del amor fraterno, día de la entrega absoluta, del amor hasta el extremo.
Hoy Jesús nos hace el mayor regalo: su propia vida nos la regala en la Eucaristía y se parte y se reparte por cada uno de nosotros.
Además, con su ejemplo, nos enseña la importancia del darse a los demás, de la entrega al que sufre, de la misericordia.
Jesús, al lavar los pies a sus discípulos, no sólo hace un gesto de amor y de servicio, sino de aceptación de toda la persona. Lavar los pies a alguien es aceptarle tal como es, empezando por sus defectos, por su miseria. Lavar los pies a alguien es reconocerle como superior. Jesús no tuvo ningún reparo, aunque era un gesto de humillación. Él mismo nos propone hoy hacerlo entre nosotros: estar dispuestos a acercarnos al que huele mal, al que está inválido, al que está enfermo, es ahí donde también estaremos lavando los pies.
¡FELIZ DÍA DEL AMOR FRATERNO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s