Testimonio experiencia hospitalaria

2014-08-01_1159Mi experiencia en el campo de trabajo de las Hermanas Hospitalarias en Valencia fue cuanto menos sorprendente.
Cuando decides ir a un campo de trabajo, sabes que vas a tener momentos de trabajo con los usuarios del centro, momentos de oración y reflexión y que si hay suerte, podrás escaparte algún momento a descansar.
La realidad te sobrepasa día a día: El tiempo de acompañamiento se te hace corto, las oraciones, más allá de las creencias, te hacen reflexionar acerca de muchas cosas y en el caso de los creyentes, nos acercó más a Dios y, a la vez, encuentras momentos para escaparte, descansar y conocer a los compañeros del campo.
Poco a poco, según van avanzando los días, todo va calando más en los huesos y eres capaz de llegar a temas a los que no llegarías de otra manera.la foto 2
Es verdad que muchas veces las situaciones, en este caso con personas mayores, se hacen duras, algunos temas de oración y reflexión no los quieres tocar, pero al final es un proceso que en general te ayuda y lo recomiendo a todos, a los devotos y a los que no, porque un campo de trabajo va más allá.

Ignacio Sáez (Bilbao)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s