TESTIMONIO VOCACIONAL HOSPITALARIO

VIDA CONSAGRADA 2013

Hoy, día 2 de Febrero, la Iglesia celebra el día de la Vida consagrada, por eso, queremos compartir con todos, el testimonio de una Hermana Hospitalaria, su vocación, cómo sintió la llamada de Dios y su entrega diaria.
En un día como el de hoy, le pedimos a Dios por las vocaciones a la vida religiosa, para que el Señor envíe obreros a su mies.

Soy Ana María Domene Hermana Hospitalaria del Sagrado Corazón. La oportunidad que se me ofrece de compartir mi vocación, me lleva agradecer al Señor, todo lo vivido en estos años y que su llamada fuera a ser y vivir mi vida desde y por la Hospitalidad. Una Hospitalidad que vivo como fuente y manantial de misericordia que nace de lo profundo de su Corazón.

Cuando releo mi proceso vocacional me reafirmo que Dios de manera misteriosa nos va guiando y conduciendo, y que Él mucho antes de que nosotros tomemos conciencia de ello, va caminando unos pasitos adelante, mostrándonos el camino.

08006   -   50_MG_3512 copia

Hace ya 26 años, que conocí a la Congregación, en Barcelona- S. Boi, con dos amigas movidas por el deseo de ayudar desde el voluntariado. Al abrirse las puertas para nosotras del Complejo Asistencial en salud Mental, Benito Menni, lo que allí contemplamos, la acogida que nos ofrecieron las Hnas, y las personas que allí vivían, me causaron una impacto fortísimo, recuerdo que al llegar, yo iba convencida de que quería hacer algo por los demás, desde mi fe cristiana, pero Dios era más una idea, algo que me habían enseñado, que una experiencia vital para mi. Al regresar a mi casa, le pregunte a Dios: “Tú crees que yo podré volver otra vez a ese lugar”.

La respuesta a esa pregunta la tuve al mes, volvimos, pero pensando que no habría una tercera vez… pero fue al entrar en la iglesia del centro cuando Mª Jesús, una residente en silla de rueda, con una gran dificultad para hablar, que sólo movía su mano y con unos ojos que expresaban todo aquello que su voz no podía; después de sólo haberme visto una vez, me llamó por mi nombre: Ana. Fue en ese momento cuando experimenté la presencia de Dios, como nunca antes la había sentido. En ella las palabras de Jesús, “lo que hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños a mi me lo hicisteis”, se hicieron vida.

Coger el evangelio y leer el pasaje del Buen Samaritano después de esta experiencia fue entrar en dialogo con alguien a quien podía tocar y ver de manera especial en unas personas que a pesar de sus dificultades, sus limitaciones, su enfermedad se convirtieron para mi en templos vivos.

Mi vida siguió, pero como dije al principio, Dios va a nuestro lado, pero unos pasitos más delante… Después me confirmé y quise que fuera en Sant Boi, a la celebración asistió como no, Mª Jesús y fue en ese momento cuando sentí que Dios quería algo más que unas horas a la semana, quería mi vida entregada a ejemplo de Jesús Buen Samaritano, que pasó curando y sanando aquellos que están al borde del camino.

Tras un proceso de un año acompañada por una hermana y sacerdote claretiano, pensando en muchos momentos que era una locura, empecé el postulantado en Palencia, el noviciado en Ciempozuelos (Madrid), un año en Zaragoza, mi primera profesión, el juniorado en Madrid, mi Profesión Perpetua en Sant Boi en el año 1999.

Desde entonces y hasta hoy, nunca he dudado de su llamada, siendo consciente de que si he llegado hasta aquí, ha sido por que Él y solo Él sostiene mi vida. Porque yo también me he sentido herida y al borde del camino, Él ha sanado mis heridas, ha lavado mis pies, me ha entregado sus armas, un barreño con agua y una toalla, y una Madre, en Nuestra Señora del Sagrado Corazón.

No quisiera terminar sin nombrar a mis Fundadores San Benito Menni, Mª Josefa Recio y Mª Angustias Jiménez. Ellos con su docilidad la Espíritu y su entrega, abrieron un camino de seguimiento que otras hemos seguido y confiamos que otras seguirán.

Ana Mª Domene
Hermana Hospitalaria del Sagrado Corazón de Jesús.

Anuncios

Un pensamiento en “TESTIMONIO VOCACIONAL HOSPITALARIO

  1. ESTIMADAS HERMANAS HOSPITALARIAS DE LA PASTORAL JUVENIL VOCACIONAL.

    ¡BUENAS TARDES Y FELIZ JORNADA Y SEMANA! ¡MUCHAS GRACIAS POR EL TESTIMONIO VOCACIONAL DE SOR ANA! Las personas que estamos junto a vosotras, admiramos vuestro testimonio, por eso el que compartáis el tesoro de la vocación con los demás, es una gran alegría. Un fuerte abrazo desde vuestro centro de Santander:
    IÑAKI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s