Comienza el AÑO DE LA FE

Hoy, 11 de octubre de 2012, comienza el Año de la Fe convocado por Benedicto XVI para conmemorar el 50 aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II. Gran Concilio aquel que convocó el Papa Juan XXIII, un papa elegido como pura transición y que dio a la Iglesia la gran sorpresa de convocar un Concilio, y que fue continuado y clausurado por  el Papa Pablo VI. 
 
La renovación de la Iglesia pasa a través del testimonio ofrecido por la vida de los creyentes. En esta perspectiva, el Año de la Fe es una invitación a una auténtica y renovada revisión de nuestra vida. Como dice el evangelista Mateo “No podemos dejar que la sal se vuelva sosa y la luz permanezca oculta.” La fe sólo crece y se fortalece creyendo, y el creer cristiano lleva implícito actuar, porque la fe implica un testimonio y compromiso público. Los cristianos no podemos pensar nunca que creer es un hecho privado. La fe, precisamente porque es un acto de la libertad, exige la responsabilidad social de lo que se cree.
 
         Finalmente, no podemos olvidar a tantas personas en nuestro contexto cultural que, aun no reconociendo en ellos el don de la fe, buscan con sinceridad el sentido último y la verdad definitiva de su existencia.

Carta apostólica Porta fidei.

25 frases de la Carta Apsotólica Porta fidei

Anuncios

Un pensamiento en “Comienza el AÑO DE LA FE

  1. ESTIMADAS HERMANAS HOSPITALARIAS DE LA PASTORAL JUVENIL:

    ¡BUENAS TARDES Y FELIZ AÑO DE LA FE! Como decís y también vamos a celebrar aquí en vuestro Centro de Santander, celebramos este acontecimiento que es una oportunidad y un revulsivo. Es una oportunidad de darnos cuenta de lo afortunados que somos al recibir el don de la fe, grandioso y delicado que como dice San Pablo llevamos en vasijas de barro. Es una oportunidad para recuperar la Alegría de la Fe: miremos a Jesús, a la Virgen María y a ser testigos. En clave Hospitalaria fomentemos el Servicio y la Hospitalidad y celebremos el privilegio que tenemos de acompañar a tantas personas afectadas por la enfermedad mental que viven su fe de manera libre, adulta y muy madura, convirtiéndose en nuestros maestros y evangelizadores. Un fuerte abrazo desde Santander:
    IÑAKI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s