Hospitalidad, desprendimiento y condivisión

Hizo Dios la amistad, el amor, la sintonía, los sueños compartidos y el pan de cada día. Y los bendijo diciendo: “Sé el origen y el motor de la Comunidad, de la solidaridad, de toda fuerza que llega, de la unión. Sé el grito de los que no tienen voz. Sé verso y prosa, canto y discurso, poema de amor ”.

Y vio Dios que era bueno.

Seremos un solo pueblo bien edificado, y seremos una familia que no baja los brazos, una familia de un solo corazón, que busca cada día a través de la Hospitalidad el camino de la solidaridad.

AMÉN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s